Las 5 mejores placas base para i9-9900K

Si va a crear una interfaz de juegos de calidad, precisa un procesador rudo, y el i9-9900K todavía es una únidad central de procesamiento de juegos increíblemente capaz. Ocho núcleos veloces y dieciséis subprocesos son el punto perfecto para bastantes títulos modernos, y ya que las consolas de próxima generación traen únidad central de procesamiento con informaciones afines, semeja que la 9900K proseguirá siendo una fuerte únidad central de procesamiento para juegos en los próximos años.

Si quiere conseguir un nuevo 9900K, esa es una mala elección. A su precio de hoy, debería conseguir el Ryzen 7 5800X, entre las mejores únidad central de procesamiento para juegos del mercado. O aun mejor, el 5600X, en el caso de que todo cuanto lleve a cabo en su PC sea jugar. Para esos que precisan un desempeño de subprocesos múltiples sin procesar, existe el 5800X, sí, pero el 5900X es la opción mejor de los 2, puesto que cuesta solo un 20 por ciento más que el 5800X.

Comprar un pozo 9900K utilizado es una historia absolutamente diferente. Si puede hallar una aceptable oferta (afirmemos, en el medio del precio de la novedosa únidad central de procesamiento o más), entonces el 9900K podría ser una aceptable compra. Pero, ¿qué ocurre con una placa base coincidente? La únidad central de procesamiento puede filtrar mucha energía, con lo que precisa una placa base capaz para ejecutarla sin inconvenientes térmicos, en especial si tiene planeado OC No obstante, no se preocupe; nos encontramos a puntito de enseñarte las mejores placas base para el i9-9900K, ahora. Prosigue leyendo.

La mejor placa base ATX económica para i9-9900K

Para la mayor parte de los players, una placa base ATX es su opción mejor. Estas placas dan la más grande proporción de espacio para ranuras PCIe, interfaces USB, ventiladores y otros elementos. El único problema real es que necesitan un estuche más grande, pero los estuches enormes son mejores para enfriar, de todas maneras. Aquí hay tres geniales opciones.

Gigabyte Z390 Aorus Pro

Si tiene un presupuesto con limite, posiblemente no esté presto a invertir en la placa base más grande y mala del mercado. Esta bien. En verdad, puede conseguir un óptimo desempeño con muy poco gasto. Tomemos, por servirnos de un ejemplo, el Gigabyte Z390 Aorus Pro.

El Aorus Pro nos llamó la atención desde el comienzo. Tiene un bello tema negro y naranja, con un ave de presa de Aorus y rayas naranjas en la área de la placa base, tal como iluminación RGB. Pero una aceptable placa base es más que cosmética. Hablamos de desempeño en el planeta real.

Primeramente, el Aorus Pro tiene una sección de capacidad de 12 + 1 fases, una optimización importante de la línea Z370 previo. Esto dará energía más que bastante para dejar en libertad todo el potencial del i9-9900K.

En la parte de arriba de la placa, hallará tres ranuras PCIe, todas y cada una reforzadas. Esto da soporte terminado para algún GPU actualizada e inclusive una tarjeta de sonido del mercado de complementos si quiere gozar de un audio de alta definición. Si quiere usar el sonido originario del i9-9900K, conseguirá la tecnología de audio AMP-UP incorporada de Gigabyte.

Para el almacenaje, consigue unos cuantos ranuras M.2 para SSD ultrarrápidos. Alternativamente, puede conectar hasta seis entidades SATA. Tenga presente que cada unidad M.2 empleará una conexión SATA. Por poner un ejemplo, si instala 2 SSD M.2, “solo” va a poder conectar 4 entidades SATA.

Para la memoria, consigues la friolera de 4 DIMM. Su procesador i9-9900K va a quedar anticuado bastante antes que se agote la aptitud de RAM.

En la parte de atrás del tablero, conseguirá muchas opciones de conexión. Hay un solo puerto HDMI, tal como cinco puertos USB Tipo-A (tres 3.0 y 2 3.1) y un puerto USB Tipo-C.

El Aorus Pro asimismo acepta overclocking. Con la refrigeración VRM, no va a tener inconvenientes para realizar su i9-9900K a 5 GHz terminados, con solo 3,33 voltios de capacidad. La calibración de la línea de carga es un tanto inquieta, pero eso no es una enorme protesta a este precio.

La mejor placa base ATX de calidad estándar para i9-9900K

ASRock Z390 Taichi Ultimate

Con las placas base, como con la mayor parte de la tecnología, consigue desempeños decrecientes cuanto más gasta. Si quiere conseguir el más destacable desempeño por su dinero, una alternativa de precio medio es donde está. Ingrese la ASRock Z390 Taichi Ultimate, una placa base desarrollada particularmente para juegos on line. Funciona con Ethernet de diez Gigabytes, con lo que aun puede usarlo como punto de ingreso para una consola de juegos.

El Taichi Ultimate tiene tres ranuras PCIx16, con lo que puede disponer algún GPU y tarjeta de sonido que quiera. No obstante, en dependencia de su selección de hardware, posiblemente deba jugar con la localización. Las tarjetas más largas en la ranura superior tienen la posibilidad de chocar contra el módulo M.2 superior. Además de esto, la ranura inferior está muy cerca de la batería del RTC, con lo que va a deber tener precaución al disponer una tarjeta en esa ranura.

Exactamente la misma el Aorus Pro, el Taichi Ultimate acepta hasta seis conexiones SATA. Si solo está empleando una ranura M.2, deseará emplear la segunda, puesto que ocupará el puerto SATA 3. La primera y la tercera ranuras robarán 2 conexiones SATA, 0/1 y 4/5 respectivamente. . Pero si está usando tres SSD M.2, un solo puerto SATA habría de ser más que bastante para agradar sus pretensiones de almacenaje.

El Taichi Ultimate acepta RAM DDR4 con velocidades de reloj de hasta 4200 MHz. Esto está bastante alén de las velocidades propias de RAM DDR4, con lo que puede overclockear su RAM al contenido de su corazón.

En el Taichi Ultimate, llevar a cabo overclocking de su i9-9900K es completamente posible. No obstante, deseará eludir el algoritmo de overclocking automático. Ya que se apoya en el voltaje, y el i9-9900K consume parcialmente poco voltaje, el algoritmo automático de todos modos acabará reduciendo el reloj de su procesador.

Para conseguir un total de 5 GHz de su i9-9900K, deseará acrecentar el BCLK, bajar el voltaje del núcleo a 1.3 voltios y acrecentar el multiplicador. Juega un tanto con y vas a tener velocidades ultrarrápidas en breve.

La mejor placa base ATX de alto rango para i9-9900K

Gigabyte Z390 Aorus Xtreme

Si deseas lo destacado de lo destacado, el Gigabyte Z390 Aorus Xtreme es casi insuperable. Olvídate del procesador que andas utilizando. El Aorus Xtreme acepta hasta 128 GB de RAM, incluyendo la memoria Optane de velocidad superior de Intel. Aun con una GPU de gama baja, la inserción de texturas va a ser mínima con este género y proporción de RAM.

La placa en sí es bella, con un ave de presa RGB Aorus y también iluminación RGB en todos y cada uno de los campos. Y si quiere aún más iluminación RGB, hay 4 conectores integrados para tiras de luz. Hay disipadores de calor en el escudo de Y también / S posterior, el puente norte y sur y los módulos M.2. Todos tienen un revestimiento de Perspex, un plástico rápido y duradero que puede aguantar aun temperaturas de desempeño altísimas.

El Aorus Xtreme tiene 4 puertos PCIe, lo que le deja disponer tarjetas gráficas duales si de este modo lo quiere. Mezcle gráficos duales con memoria Optane y sus amigos se van a quedar baboseando por el desempeño de su conjunto. Aun podrías correr Kingdom Come: Liberación en la configuración máxima. Es una broma; ¡todos saben que eso es realmente difícil!

Si está corriendo solo una GPU, deseará instalarla en ámbas primeras ranuras PCIe. El tercero comparte algo de ancho de banda con el primer zócalo M.2, con lo que conseguirá velocidades sutilmente reducidas desde esa ranura. Las otras 2 ranuras M.2 tienen la posibilidad de ocupar ancho de banda PCI o SATA, en dependencia de su configuración.

Aun de esta forma, la mayor parte de la multitud no usará todos estos puertos. En la práctica, no se hallará con ningún inconveniente. Mencionado lo anterior, la cantidad considerable de ranuras le ofrece muchas opciones para futuras actualizaciones.

El Aorus Xtreme usa unos cuantos conectores de nutrición de únidad central de procesamiento de 8 pines, lo que deja aun las únidad central de procesamiento más rigurosos. Por fortuna, el i9-9900 no se aproximará a reclamar toda esa capacidad.

Si busca los más destacados puntos de referencia, esta placa madre saca a otros del agua. Asimismo marcha mejor que la mayor parte de las otras placas base del mercado. Mira este vídeo para poder ver de lo que es capaz.

La mejor placa base Micro ATX para i9-9900K

ASUS ROG Maximus XI Gene Z390

Desde el instante en que se dieron a conocer las primeras placas base Micro-ATX, la multitud ha considerado la interfaz inferior para los juegos. No obstante, este no fué la situacion en los últimos tiempos. Con los circuitos modernos, puede conseguir un desempeño increíble de una placa Micro-ATX. Sencillamente no obtendrás muchos espacios.

El ASUS ROG Maximus XI Gene Z390 tiene unos cuantos puertos PCIe x16, bastante para una GPU de doble ranura. Si escoge esta alternativa, va a estar con limite al sonido que viene dentro del i9-9900K. Pero teniendo en cuenta dado que el sonido que viene dentro es tan bueno, probablemente no deseará una tarjeta de sonido.

Para la memoria, el Maximus XI Gene proporciona unos cuantos ranuras de RAM, que aceptan un total de 64 GB. O sea más que bastante para algún juego previsible.

Si es un entusiasta del almacenaje de velocidad superior, el Maximus XI Gene tiene bastante que sugerir. Aparte de las tres sendas Z390, asimismo puede conectar 2 SSD de forma directa a la únidad central de procesamiento. Mencionado lo anterior, activar estas 2 ranuras M.2 robará ocho carriles de la segunda ranura PCI x16. Esto ralentizará el desempeño de sus gráficos si está corriendo una GPU de doble ranura.

Si tiene inconvenientes para localizar las ranuras M.2, no está solo. De todos modos, están situados bajo el difusor de calor de aluminio, lo que es una necesidad dado el tamaño parcialmente pequeño de la placa. Sencillamente eche una ojeada bajo el capó y va a poder hallarlos.

Una cosa que verdaderamente nos atrae del Maximus XI Gene es la compatibilidad con la tecnología Asus Ramcache III. Esta tecnología reconoce los ficheros de empleo recurrente y los guarda en caché en una sección dedicada de la memoria. Esto no siempre va a hacer gran diferencia mientras que juegas, pero sí hace gran diferencia en el momento en que se habla del tiempo de arranque.

La mejor placa base Mini ITX para i9-9900K

ASRock Z390 Phantom Gaming-ITX / AC

Por norma general, una placa base Mini-ITX no es perfecto para juegos. Busca menos espacio para los complementos y una estructura más pequeña que es más bien difícil de enfriar. No obstante, eso no significa que no consigas crear una interfaz de juegos fuerte y compacta. Con el ASRock Z390 Phantom Gaming-ITX / AC, es completamente viable.

Tiene una ranura PCIe x16, adjuntado con 2 ranuras M.2 que tienen la posibilidad de aceptar SSD NVMe-M.2. En otras expresiones, puede conseguir tasas de transferencia de 4GB / s, tal como disponer una GPU actualizada. En el lado negativo, el Z390 Phantom Gaming-ITX / AC solo acepta velocidades de procesador de 3.4GHz, aun con overclocking. Por ende, no va a poder explotar al límite su i9-9900K.

Aparte de las ranuras M.2, asimismo consigue 4 conectores SATA 6G, que tienen la posibilidad de aceptar entidades estándar de 3,5 y 2,5 pulgadas. La placa asimismo tiene una clave Y también M.2 para WiFi y puede aceptar hasta 32 GB de RAM. ¡No hay inconvenientes de memoria o conectividad aquí!

Tratándose de periféricos, el Z390 Phantom GAMING-ITX / AC te da muchas opciones. Hay un puerto HDMI, tal como un DisplayPort 1.2 para vídeo y una conexión Realtek ALC1220 para salida de sonido. Asimismo consigues 4 puertos USB 3.1 Tipo-A y unos cuantos USB 3.1 que acepta conexiones Thunderbolt.

En relación al i9-9900K

Lanzado por vez primera en el mes de octubre de 2018, el Intel Core i9-9900K todavía está entre las únidad central de procesamiento más veloces del mercado. Es la contestación de Intel a la línea de procesadores Ryzen de AMD, que había estado sacando a Intel del mercado de los juegos a lo largo de numerosos años. La meta era generar un procesador multinúcleo con la capacidad de subprocesos múltiples usando el zócalo LGA 1151 y el chipset Z390.

Las ediciones siguientes del i9 de novena generación ahora están libres, pero proponen solo novedades modestas sobre el 9900K. Consigue ocho núcleos, 16 hilos, una continuidad base de 3.6GHz y una agilidad máxima de reloj de 5.0GHz. Esto lo realiza más veloz que algún procesador AMD contemporáneo, a un precio comparable. Particularmente, se destaca en el hiperproceso.

El i9-9900K sobrepasa al siguiente procesador Coffee Lake más fuerte en 400MHz, mientras que prosigue utilizando exactamente el mismo bulto térmico de 95 vatios. Y tiene los desenlaces de referencia para asegurar las declaraciones de Intel. Además de esto, un esparcidor de calor soldado optimización la eficacia de enfriamiento e impide el sobrecalentamiento. Marcha diez ° C más frío que los procesadores Core i7 más veloces.